595 21 963565

Home » Blog » La Oración Eficaz

La Oración Eficaz

Cuando hablamos de la oración, todos deseamos que nuestra oración sea eficaz, es decir que Dios escuche y responda según esperamos. Por eso, muchas veces nos enfocamos demasiado en los resultados que deseamos obtener y olvidamos la verdadera esencia de la oración, que es el privilegio de la comunión con Dios, nuestro creador, dueño de la vida y del universo.

 

La Oración se vuelve eficaz cuando entendemos que primordialmente es un medio de comunión con el Padre. Jesús, el Hijo de Dios, tuvo que sufrir y morir en la Cruz para hacer posible que nos reconciliemos con Dios y tengamos libre acceso nuevamente ante el trono de la gracia para orar. Lo que conmueva o impresione a Dios de la oración de sus hijos no será la forma ni las palabras al orar, sino la actitud del corazón.

 

Es necesario, que cuando vamos a orar, antes que en la forma, primordialmente pensemos en ¿cómo está nuestra relación con nuestro Padre?. Si nos estamos deleitando o no en la meditación de su Palabra, si estamos tratando de complacerlo a Él o simplemente pensamos nuestros deseos o caprichos personales. Si nuestra actitud es correcta, Él promete extender su misericordia y su gracia para ayudarnos en nuestro tiempo de necesidad (Hebreos 4:16).

 

Si nuestras oraciones están en conformidad con la voluntad de Dios. La Biblia nos dice, “esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho..” (1 Juan 5:14-15).